Exposición en el Museo de León

Exposición en el Museo de León

In illo tempore...

In illo tempore...
Publiqué este dibujo en Mundo Obrero diario hace 33 o 34 años. Lo resucito hoy, con mis mejores deseos pascuales, para todos los “buenos”. Un abrazo. Mc Jular

Mañana, miércoles, un gran día

Mañana, miércoles, un gran día
En la foto faltan varios "claraboyos". Espero que en la celebración de mañana aparezcan más.

Demócratas mayoritarios

Demócratas mayoritarios
Hace mucho tiempo que no sacaba el blog a pasear. Hoy lo hago en "homenaje" al PPaté nacional, que ya va estando micuit. Como mínimo.

En la Gala del Premio Dialogo

En la Gala del Premio Dialogo
Angelines, D. Antonio Gamoneda y Manolo Jular

Manolo Jular premiado

Este texto de Manuel Jular fué leído por Ana R. Jular en la gala de entrega de los premios Diálogo del Ateneo Cultural de CC. OO. de Castilla y León

Seré breve. Espero.
Voy a leer unas líneas, porque algunos ya no estamos para discursos memorizados. Observad el uso del plural mayestático.

Hace una porrada de años, (mil novecientos sesenta y muchos) unos cuantos alucinados caballeros (alguno debe andar por aquí) me convencieron tras múltiples reuniones (alguna de ellas en mi casa) tenidas en “cómodos y cálidos” lugares de la ciudad, tal que La Candamia, el Monte San Isidro o los salones de La Chón en las riberas del Bernesga.

Me convencieron digo, para que iniciara una “brillante carrera política” al lado de un Movimiento SocioPolítico de reciente puesta en marcha en zonas metalúrgico–mineras próximas, y que era impulsado por unos individuos de un partido clandestino al que el gobierno del vesánico general Franco acusaba de tener cuernos y rabo.
Así empezó, con mi consentimiento y relativa formación estética, la “carrera” que me ha traído hasta este premio de hoy: pintando por tapias de León una convocatoria de las gloriosas (Y esto no es broma) siglas que hoy nos representan. CC, punto OO, punto

Claro que no lo hacía solo. Había unos pocos más. Algunos eran casi unos niños. Muchos de ellos probaron pronto la capacidad represora de los que mandaban con detenciones y encarcelamientos. Yo mismo, tras una saga-fuga que me llevó a escoger “amnistía y llibertat” en Mallorca, entré en la cárcel de Palma y quedé en manos del TOP (Tribunal de Orden Público). Una especie de Audiencia Nacional, pero en plan hijoputa.

Tras una petición de dos años, (convertida por el juez en una condena de 11 meses y al final en una multa por el Tribunal Supremo) gracias al apoyo inestimable de los abogados del PCE, José Antonio Pariente en especial, quedé libre y “activo”.

Y en Madrid. Allí anduve dando tumbos con los conatos organizativos de las células de artistas, que “comunistizaba” (¡Toma verbo!) con pasión Armando López Salinas. Buscando la pela solidaria tan necesaria para la lucha, expusimos varias veces, dos en Italia con el apoyo del PCI, que entonces era una gran referencia.

El año 1974 me pilla aposentado en León de nuevo. Es el año del cartel de San Froilán, cartel, que algunos todavía recuerdan y por el que otros preguntan... He fotocopiado unos pocos para recuerdo de este día.
En el cartel un lobo gris –que se había comido la burra del santo obispo, constructor de ermitas– es castigado/dominado por Froilán a ejercer de semoviente transportista de los santos libros. Se convirtió en polémico por unas albardas con los colores de la bandera tricolor republicana y en él se intentó encontrar toda clase de mensajes criptocomunistas. Lo retiraron, tarde, claro, recibo amenazas diversas, pero al final no pasa nada. En el siguiente año me otorgan el premio de pintura de la Caja de Ahorros de León. Es mi segundo primer premio. En 1969 ya había recibido el de la Diputación. Una Medalla de oro que llevaba el pomposo nombre de Exaltación de los Valores Leoneses. Esta vez las autoridades gobernantes se niegan a entregarme el diploma –en pública cena– y tiene que ser el propio Don Emilio Hurtado, presidente de la Caja, quien lo hace. Mi profundo reconocimiento para este caballero que dirigió la entidad leonesa de ahorros cuando a las cajas todavía se les veía la obra social. ¿Se me entiende?

Bien. Éramos clandestinos pero se nos veía. Con más o menos miedo (según cada quien) estábamos en todos los tejidos y aparecíamos en todas las pomadas. Finalmente la prehistoria terminó. Franco firmó sus últimos asesinatos y la diñó como un perro en manos de sus íntimos.

Como estas líneas no quieren ser una cátedra de historia, ni siquiera de mi biografía, iré rápido y saltarín sobre los siguientes años. Esos que dieron en llamar la transición y que mejor debería llamarse la transacción.

Con una atrabiliaria pregunta y una enrevesada fórmula electoral refrendamos y sustanciamos votando, la monarquía y todo lo que ha venido. Eso sí, a los del rabo y los cuernos nos legalizaron. A cambio nos comimos una ley electoral que nos convertía casi en impotentes.

Hay que decir que estábamos tan contentos que colaboramos bastante. El resultado de las primeras elecciones democráticas nos situó en mala posición detrás de fachas, tardofranquistas, nacionalistas y un partido socialista color rosa pálido que había permanecido casi invisible hasta ese momento. Entonces comprendí que nunca sería presidente de la Diputación de León y me marché a Madrid.

Veintitantos años capitalinos dan para horas de parloteo, así que voy a hacer reducciones drásticas:

Viví como pude, de lo que mejor sabía. Pinté cuadros, murales, diseñé publicidad... Dibujé mi primera serie El Museo Imaginario en el vespertino Pueblo, en la etapa de Gurriarán y Martínez Reverte. Mandaba Suárez.

Políticamente me arrastré con más tristeza que gloria por los comités del PCM. Entre los Carrillo, Pilar Bravo y Sánchez Montero. Era un camarada algo gafe, pero optimista todavía.
Eso sí, bajo la dirección de Federico Melchor, tuve el honor de dibujar en el extinto diario Mundo Obrero, –intento fallido de información– que pronto se convirtió económicamente en insostenible y fue cerrado por el PCE. También para MUNDO
OBRERO semanal.

Pero sobre todo recuerdo y hasta conservo con ilusión las portadas de UNIDAD OBRERA, que editaba CC.OO. de Madrid y las ilustraciones para la GACETA SINDICAL Y, por supuesto, la creación de CAL VIVA, revista del sindicato de la “constru”, que dirigía un zorrocotroco como yo (Javier García, “el gitano”, quien por cierto, estuvo en León durante la huelga de la construcción de 1976) Todavía estaba Marcelino y el compañero responsable de la agitprop era Antonio Gutiérrez.

Poco después dejé la militancia activa. No hay explicación.

En 1990, conseguí un contrato indefinido de Director de arte con el grupo Punto y Seguido, que además de El Nuevo Lunes y El Siglo de Europa publicaba gran número de revistas de las llamadas “llave en mano” o “house organs”, para empresas como Renfe, Banesto, Trasmediterránea, Flex, etc. Este grupo pertenece a un sedicente sociata, José Garcia Abad, más o menos impresentable que otros sociatas. Ahí estuve aguantando estoicamente hasta la obligatoria jubilación. Aquí me presentaron a una tal MacIntosh, máquina, que como mínimo me sirvió para empezar una “nueva carrera”: mi etapa digital.

Salto años y extrapolo. ETA, los GAL, Aznar, Irak, la postura cada vez más retrógrada de la Iglesia, etc. acabaron con lo que nos quedaba de optimismo. En el país, el bipartidismo incompleto, que la fórmula constitucional propicia, fue gobernando alternativamente, pero para mí el fondo de la cuestión no marchaba.

Mientras tanto se creaba una burbuja económica de considerables proporciones, que presagiaba más pedrisco que cosecha. El paisanaje se iba caracterizando por una tontuna consumista. ¡Mis queridos banqueros! Olvidando que...“hay una tiranía neoliberal que se caracteriza por concebir la economía como una actividad enteramente separada de lo social, y que escapa al control político”. ¡La jo..., vaya, la fastidiamos, tía Paca!

Así que lo que tenía que pasar, pasó. El aguacero político se ha trasformado en una colosal nevada y los golfos aP-Pandadores de la derecha, en medio de una gigantesca corrupción, siguen haciendo su agosto... Mientras, lo llaman crisis.

La ciudadanía está como en stand by, entre angustiada, un poco resignada y un mucho irritada, esperando... no a que escampe, sino a ver qué más puede pasar, que sea todavía peor. No prevé remedios ni del Gobierno, ni del principal partido opositor —al que parecen aún lejos de perdonar su etapa última de gobierno—.

Pero como prácticamente, nadie con responsabilidad pública se ha esforzado, ni se esfuerza ahora, por explicar seriamente el por qué, el cómo y el previsible hasta cuándo de lo que acontece, se ha optado por actuar como si nos asolase una plaga de esas que un buen día se van igual que un mal día vinieron: porque sí.

Estimados compatriotas votamos/votasteis de pena (o sea contra vosotros/nosotros mismos) y no lo veis/vemos. ¡Qué asco!
En medio de este tornado, nuestros "Queridos congresistas" ¿no sé si os dais cuenta?, se han "encarcelao". Las Cortes tienen en estos momentos la apariencia de los estadios pinochetistas o videlistas. Pero lo que les distingue de los presos políticos de esas dictaduras es la inutilidad, la corrupción, la incompetencia. Han sido elegidos para legislar, no para "engordar". Han sido elegidos para escuchar pero no oyen.

Aislados de nosotros por la runfla de jayanes armados de una tal Cifuentes, no son nadie, no son nada. Deberían meditar, ¡hostia! y cambiar. ¡O dimitir!...

Así están de contentines los P-Perracos con su jefecillo. Las "cortes", como en los tiempos del oprobioso Paquitísimo Franco (el del 1936) de ovejitas luceras.

Aunque algunos de estos –supuestos– personajes "hánsele vuelto cabras (o más bien cabros de cuidado)".

Y en la medida en que Mariano Rajoy, como toda la derecha europea y buena parte de la izquierda, asume plenamente esta situación, el autoritarismo es la forma de teatralizar una autoridad sobre el poder económico que no se tiene y no se quiere tener. Rajoy es prisionero a la vez de la creencia —“No hay alternativa”— y de la impotencia que de esta ausencia de alternativa se deduce. Porque si no hay alternativa no hay margen para la política. Estamos asistiendo a un profundo retroceso en el modelo social, que consolida la hegemonía de la economía (y del interés privado) frente a la política. Todas las normas que configuran el programa de “TIJERAS RAYUÁ” : Rouco, BCE, FMI, Banquia, y los 40 mil ladrones conducen en esta dirección.
Y, sin embargo, no ha habido en el Parlamento español ningún debate sobre el modelo social que queremos. ¿A qué espera la oposición? Si ahora, que está por los suelos y tiene que reinventarse por completo, no es capaz de lanzar este debate, ¿cuándo lo hará? ¿O es que para ella tampoco hay alternativa?

Despidos, recortes, represión, hambre... La era postdemocrática ha empezado tremendamente injusta para el pueblo de los trabajadores.

Y yo, vuestro premiado de hoy, cumplidos los 74, me siento traicionado, humillado y ofendido, bajo mínimas esperanzas de poder ver una sociedad arcoiris, que practique una fraternidad roja, (en la que quiero creer), incluso un poco asalmonada, bajo una bandera libre y tricolor. Una sociedad que sólo podrá salir de un frente indignado de colores fuertes. Un frente unido, no violento. ¡Si no nos obligan!

Se me olvidaba. ¡Compañeros y amigos! Gracias por el premio.
¡Viva Comisiones Obreras!

Bárcenas/Rajoy

Bárcenas/Rajoy
Hoy, supperponiendo cappas, se me ha apparecido este íncubo...

A mis 74 años

A mis 74 años
El aguacero político se ha trasformado en una colosal nevada y los aPPandadores siguen haciendo su agosto... Mientras lo llaman crisis.

Una foto de "real" acompañamiento...

Una foto de "real" acompañamiento...
Leed abajo, leed, malditos...

Con pluma ajena

El artículo de Miguel Ángel Aguilar borrado de El País

Ayer, 5/02/13, desapareció un artículo de M.A. Aguilar en El País, en el que se hablaba de los ingresos de Rajoy. Se ha escrito al defensor del lector del diario. Hoy ya ha desaparecido también de la caché de Google, donde podía leerse hasta hace unas horas.
(Aquí, a continuación, el contenido íntegro del artículo)


Rajoy debería contestar a algunas cuestiones relevantes que permitirían confirmar su desprendimiento y su entrega sacrificada a la política Miguel Ángel Aguilar 5 FEB 2013 - 00:03 CET

La intervención del presidente del Gobierno y del PP, Mariano Rajoy, ante el comité ejecutivo nacional de su partido el pasado sábado, 2 de febrero, ha agravado la situación en que se encuentra el caso Gürtel-Bárcenas. Primero, por el formato elegido de máximo blindaje y mínima credibilidad. “Quiero”, dijo el presidente, “que en este asunto operemos con la máxima transparencia, el máximo rigor y la máxima diligencia”. Pero a continuación las maneras venían a desmentirle. Porque de las ruedas de prensa sin preguntas, lo que Esteban González Pons, vicesecretario del PP, llamaba notas de prensa audiovisuales, se ha pasado a un escalón superior. Ahora, los periodistas han dejado de ser testigos, ni siquiera comparten lugar con el compareciente. Recluidos en otra sala, solo les llega una señal de televisión realizada por los servicios del partido. Una cámara fija ofrece el plano único del presidente Rajoy, que lee en un atril. Pero nadie ajeno al comité ejecutivo nacional pudo dar fe de cómo sucedió.

Segundo, porque si Rajoy proclama nada tener que ocultar, no temer a la verdad, no haber venido a la política ni a ganar dinero ni a engañar a Hacienda; ser a los 23 años, en 1978, Registrador de la Propiedad con una plaza; ganarse muy bien la vida; ingresar más dinero en su profesión que como político; haber venido a la política perdiendo dinero porque para él, el dinero no es lo más importante en esta vida; todas estas protestas nos obligan a reclamar que se muestre "con máxima transparencia, máximo rigor y máxima diligencia" toda su trayectoria como Registrador. Por eso, queremos saber, por ejemplo:

1.- Si es cierto que siguió disfrutando de los beneficios del Registro de Villafranca, provincia de León, y de Padrón, provincia de la Coruña, cuando fue elegido diputado al Parlamento de Galicia en 1981, director general de Relaciones Institucionales de la Xunta en 1982. .

2.- Si al concursar voluntariamente y obtener en 1982 el registro de Berga en el Pirineo catalán, contraviniendo entre otras la obligación de residir en la localidad donde tiene su sede el Registro, continuó obteniendo ingresos de esa plaza, que se encuentra a más de mil kilómetros de Pontevedra, ciudad donde seguía teniendo su residencia efectiva y sus responsabilidades políticas como concejal del Ayuntamiento, presidente de la Diputación y Diputado al Congreso desde 1986 y vicepresidente de la Xunta en 1987. Porque si Rajoy como político concursaba buscando mejores plazas y figuraba como registrador en activo, debemos saber cuánto cobraba de sus cargos políticos y cuánto recibía de los registros.

3.- Si es cierto que nunca solicitó la declaración de compatibilidad del Ministerio de la Presidencia, a que estaba obligado por la Ley de Incompatibilidades de los funcionarios públicos, porque en ese caso alardear de ser persona escrupulosa con el cumplimiento de la legalidad resultaría excesivo.

4.- Si los registros de Elche y Santa Pola, que solicitó y le fueron adjudicados en sucesivos concursos, los atendió alguna vez personalmente, cuánto cobró hasta 1990 y si simultaneaba esa tarea con otras responsabilidades políticas.

5.- Si, cuando a partir de marzo 1990 pide que se le declare en servicios especiales y su plaza en Santa Pola, queda encomendada a su buen amigo Francisco Riquelme, titular del Registro de Elche, esa designación a título de "sustituto accidental permanente", era la que correspondía según el cuadro legal de sustituciones de la Dirección de Registros y del Notariado.

6.- Si a partir de ese momento y siguiendo ejemplos acreditados se repartía al 50% los beneficios del Registro de Santa Pola con el sustituto que le hacía el trabajo.

7.- Si después 1998 a partir de algunos cambios legales, aprobados en el Consejo de Ministros donde él se sentaba, los beneficios del Registro de Santa Pola se han partido entre el amigo Riquelme y el Colegio de Registradores al 50%.

Son cuestiones relevantes porque permitirían confirmar cuanto es el dinero perdido de Mariano Rajoy y evaluar su desprendimiento y su entrega sacrificada a la política, sin atender a las pérdidas que ese afán de servicio le acarreaba. Se impone despejar de manera indiscutida la incógnita y los malos pensamientos de quienes sostienen que en el caso de Rajoy mas que renuncia hubo pluriempleo. De momento, en la Declaración de Actividades presentada en el Congreso de los Diputados el 1 de diciembre de 2011 el punto segundo "Ejercicio de la función pública o de cualquier puesto al servicio de una Administración Pública" figura en blanco y tampoco especifica la Administración para la que presta sus servicios, ni si ha solicitado el pase a la situación de servicios especiales o equivalente

M.A. AguilarACTUALIZACIÓN: RESPUESTA DEL DEFENSOR DEL LECTOR DE EL PAÍS:
Respuesta del Defensor:Buenos días

He consultado con el responsable de Opinión lo sucedido. El lunes por la noche se llamó al autor del artículo planteando la retirada del mismo por considerar los responsables de Opinión que en el mismo se trataban supuestas conductas del presidente el Gobierno alguna pendiente de dilucidar en demanda administrativa no resuelta. Decisión que acató el articulista. La redacción procedió a la retirada del artículo que no se publicó en la edición impresa sin advertir que no se hizo lo propio en la edición digital donde permaneció publicado unas horas hasta su retirada por el motivo comentado.

Un saludo
Tomàs Delclós

Dejadez y Nuevo Año

Copiar y pegar este enlace de youtube. Os lo envío con mis deseos de felicidad para este año 2013, que vamos a tener que torear de capa y rejones como probablemente merezca.
http://www.youtube.com/watch?v=hxBSEbmthSo

Semiabandonado

Así está este blog últimamente. La rappidez con la que el Rajoy y sus jefes europeos nos siguen enculando me ha puesto al lado de la inmediatez de Facebook. Por otra parte en las "caricaturas" suelto más "ráspidamente" la mala leche y el estrés, que la deshonrosa ppolítica de los golfos appandadores me producen.

Mala la hubísteis, compatriotas...

Mala la hubísteis, compatriotas...
Cada vez me da más pereza abrir el blog...

Nos hacemos viejos

Nos hacemos viejos
Hace TREINTA Y OCHO AÑOS, por estas mismas fechas, hizo Manolo Jular, para las fiestas leonesas de San Froilán este cartel, que algunos todavía recuerdan y por el que otros preguntan... Aquí estará unos cuantos días.

Mediocres al poder

Mediocres al poder
To fuck or not to fuck,

jueves, 10 de febrero de 2011

Menos circo y más pan blanco

dios me libre de querer chapotear sobre las mojadas "alegrías" populares. Entre las rojas, las princesas del pueblo, el ahora fumo ahora no fumo, la divinidad real, los morritos de rayuá (y sus damas), la placidez estoica de zapabean (y sus muchach@s), etc... el "honrado y laborioso" pueblo español tiene de sobra para elegir...
Observad que he escrito el párrafo inicial casi sin mayúsculas. Todo pasa y todo queda. A lo mejor, hasta la CRISIS. Pero el rastro que va dejando es de sanidad de urgencia. Miren la cara a sus vecinos y a los que, no siéndolo, se cruzan en la calle. ¿Esconden la mirada cardiopática del miedo, o quizá, la hepática y amarillenta de la inseguridad? Cuando –alguna vez por casualidad– sonríen ¿es la complicidad del pasillo del nosocomio, o el avieso cruzar del desprecio polieconómico?... In the Beginning era el Kaos y la Crisis era diós.

5 comentarios:

Pardoazul auténtico dijo...

Haber si hay güebos de publicar esto:
Tu Marta, eres una golfa vendepatrias y tu amigo, el Julai, un rojo cabronazo y resentido.RAUS MAGEN!!!

salvador armesto dijo...

juás. a mi lo insultar con seudónimo me parece poco viril, es mas, un tanto de maricona.

Marta Delgado de Klee dijo...

Pardoazul querido: ¿De qué patria hablas ? De la del dinero? De Sudáfrica?
Otra cosa, querido tontito, ¿Eres rico de familia o trabajas –más o menos– honradamente? ¿Cómo no entiendes lo que nos están haciendo?

Jesús Trapote dijo...

¡Qué país y que paisanos hay por estos mundos de los dioses! Claro que como se decía por ahí, "tiene que haber de todo en la viña del Señor,(de Valdevimbre o Gordoncillo)
¡Ja,ja,ja,ja,ja!!

Irma dijo...

Qué buenas viñas dicho sea de paso, por cierto esto de pan y circo lo llevan por el libro "algunos" y lo peor del caso es que hay demasiados tontines y tontinas que parece que no ven más allá de sus narices.

Felicidades por el blog.

Saludines utópicos, Irma.-